📓 Cuaderno de Bitácora: El deporte, una oportunidad de integración sociolaboral

El deporte, una oportunidad de integración sociolaboral

Soy Paco y tengo un problema de adicción a las drogas. Mi problema es el alcohol. Antes de seguir es muy importante que sepáis que con esfuerzo y sacrificio se sale de esto con el apoyo de profesionales y de los tuyos.

Tengo que agradecer muchísimo a Proyecto Hombre por mi situación actual, ya que por ellos conocí a la Fundación Eusebio Sacristán. Empecé con Proyecto Hombre realizando una actividad deportiva ilusionante porque ha sido y es muy importante para mí. Así comencé deseando que llegara los viernes para poder ir a la actividad. Poco a poco fui en mi proceso avanzando y con la Fundación y los terapeutas de Proyecto Hombre expuse poder ser voluntario y echarles una mano igual que me la echaron a mí.

Empecé con Proyecto Hombre realizando una actividad deportiva ilusionante porque ha sido y es muy importante para mí.

Empecé en 2018 a ser voluntario de este proyecto que habían empezado; se llama Fútbol para todos con niños que no podían jugar en otros equipos con discapacidades, exclusión social y chicos que no tienen disponibilidad de pagar un club. El apoyo de la Fundación Eusebio Sacristán para mí me ha dado las ganas de continuar mi vida lejos de las drogas.

Tengo que hacer mención que sin el apoyo de Proyecto Hombre sería imposible haber llegado hasta aquí. He seguido trabajando de voluntario hasta la actualidad. A partir de ahora hablando con la Fundación vieron posible una incorporación laboral trabajando con ellos en la escuela Fútbol para todos y otras actividades que tienen en marcha y las que vayan saliendo con un trabajo espectacular de todos ellos. Tengo que mencionarles. Crespo, Gemma, Oscar, Juan Carlos, Diego, Fernando y ahora, mis otros compañeros de la Roca en Palencia. Trabajar ahora con ellos es para mí un privilegio. Poder estar con ellos y con todo lo que es el proceso.

Ahora mismo estoy en una fase de mantenimiento, haciendo la última fase de mi proceso terapéutico; y estoy contento por haber llegado hasta aquí con el apoyo de mi familia, que no olvido de ella. Quiero aportar con este trabajo todo lo que han hecho por mí y ayudar a la gente que lo necesite. La Fundación es el empujón y la oportunidad de volver a una vida normalizada. Quiero agradecer a Proyecto Hombre, grandes profesionales y mejores personas, que me han dado la oportunidad de continuar el camino a la Fundación Eusebio Sacristán.

Muchas gracias por haber confiado en mí y darme la oportunidad de demostrarlo. A mi familia por todo el apoyo recibido. Me despido.

Un fuerte abrazo a todos

Comparte este contenido en las redes sociales

    Tags: ,

    No hay comentarios todavía.

    Enviar un comentario

    Debes iniciar sesión para enviar comentarios.