¿PERO VOSOTROS NO TRATÁIS A HOMBRES DROGADICTOS?

Una expresión de extrañeza se refleja en nuestro interlocutor cuando, desde Proyecto Hombre Valladolid, hablamos sobre las mujeres víctimas de violencia de género. ¿Pero vosotros no tratáis a hombres drogadictos?, suele salir de su boca después de recobrar el aire.

Efectivamente, atendemos a personas con problemas de adicciones, ya sean hombres o mujeres. Nos importan las personas, sus historias, sus luces y sus sombras. Pretendemos reforzar sus factores de protección y reducir los elementos de riesgo que les ha llevado al consumo o al abuso. Tratamos, prevenimos y sensibilizamos, para hacer una sociedad mejor, más justa, más equitativa y más igualitaria. Luchamos por la sostenibilidad de la persona. Independientemente del género.

Llevamos tratando adicciones 25 años y en todo este tiempo hemos comprobado que el consumo en la mujer es diferente al del hombre.  Los factores que motivan el consumo, las sustancias, las consecuencias y los problemas que provocan no coinciden. Las mujeres suelen consumir tabaco, alcohol y psicofármacos, y lo hacen para evadirse de problemas emocionales o por sobrecarga física y laboral, con ausencia de espacio para el desarrollo personal. En muchos casos, las mujeres que cruzan la puerta de nuestra organización son víctimas de violencia de género, ya sea física o psicológica, con una dependencia emocional insana de la pareja. No olvidemos que el maltrato se puede ver reflejado en los detalles más sutiles: un apodo, un chantaje a modo de broma, la necesidad de saber qué está haciendo tu pareja en su tiempo libre, etc.

Desde 2014 formamos parte de la solución a la violencia de género con el programa PRIA-MA.  Tratamos a personas condenadas por delitos de violencia de género, como medida alternativa a la cárcel, en colaboración con el Servicio de Gestión de Penas y Medidas Alternativas del Centro Penitenciario de Valladolid.  Tiene una duración estimada de 10 meses durante los que se pretende modificar las creencias sexistas de los agresores, trabajar su empatía y fortalecer su autoestima. En ocasiones esta problemática se encuentra asociada al consumo de drogas, especialmente del alcohol. Desde hace cuatro años que está cofinanciado por CaixaBank y este año además por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

La apuesta de Proyecto Hombre por dar su espacio a la mujer, sufrió un nuevo impulso en el 2018, cuando pusimos en marcha, gracias a la cofinanciación de Fundación Iberdrola, un programa específico para mujeres llamado Frida, por el que han pasado casi 100 mujeres. Alicia F., alta terapéutica desde principios de 2020, describió Frida como “un espacio seguro en el que puedes compartir todos tus pensamientos sin temor a ser juzgada, que hace que tus heridas curen de manera sana y natural”. Adicionalmente, desde 2021 y gracias a la cofinanciación de la Fundación Bancaria La Caixa, hemos puesto en marcha el programa Frida Rural para el autocuidado de la mujer rural y la disminución del consumo de hipnosedantes, con la colaboración de la Diputación de Valladolid.

Nuestra experiencia en estas líneas de trabajo ha hecho que la Junta de Castilla y León nos planteara la puesta en funcionamiento de un servicio de atención integral a víctimas de la violencia de género con trastornos por consumo de drogas de la Red de Atención a las víctimas de violencia de género en Castilla y León. Este servicio entra dentro del modelo de atención integral a las víctimas “Objetivo Violencia Cero”, una apuesta decidida de los servicios sociales de la administración pública puesto que cuando estos dos conflictos coexisten, la adicción se convierte en un impedimento en el modelo asistencial propugnado, por lo menos hasta que la mujer se haya estabilizado en su abstinencia.

Pero la mejor manera de tratar en el futuro es trabajar la prevención en el presente. Y por eso hemos lanzado el programa Frida Joven, una iniciativa financiada por la Fundación Iberdrola España, que pretende dar respuesta a la violencia de género entre adolescentes. El programa se dirige tanto a los jóvenes, como a familias, educadores o iguales, con la finalidad de empoderar a los adolescentes, identificar las señales de la problemática, aprender a actuar, reflexionar sobre las causas y procesos que llevan a situaciones de desigualdad entre chicos y chicas, y conocer estrategias para prevenir la violencia de género.

En este momento es cuando nuestro interlocutor, después de asentir en varias ocasiones durante el resumen de nuestro trabajo con la violencia de género, nos dice: Proyecto Hombre sois lo que creía y mucho más.

Comparte este contenido en las redes sociales

    Autor:Proyecto Hombre Valladolid - Fundación Aldaba

    No hay comentarios todavía.

    Enviar un comentario

    Debes iniciar sesión para enviar comentarios.