Prevención del consumo de sustancias adictivas en el ámbito laboral

Asociación Proyecto Hombre - Usa La CabezaUSANDO LA CABEZA, SALIMOS GANANDO

Iniciativa de la Asociación y de los Centros Proyecto Hombre de España, con la financiación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

¿Por qué es necesario abordar el problema de consumo de alcohol y otras drogas en el ámbito laboral?

El consumo de sustancias adictivas que generan drogodependencia, tiene consecuencias graves en el ámbito laboral, y deben enmarcarse dentro de la Prevención de Riesgos Laborales (PRL), en una línea de prioridad.
Actualmente resulta imprescindible, que el personal directivo, los mandos intermedios con equipos a su cargo y las personas con responsabilidad en la PRL (servicios de vigilancia de la salud, delegados/as de prevención, representación sindical etc.), conozcan cómo abordar estos problemas y encauzar las soluciones de una forma humanizada y eficaz.
Los problemas de adicción a sustancias como el alcohol, cocaína, opiáceos, psicofármacos y otras drogas, así como la ludopatía o las adicciones a las nuevas tecnologías, no constituyen únicamente un problema personal; su radio de acción alcanza también dimensiones familiares, sociales y económicas. Por ello, la sociedad, en sus diferentes ámbitos, incluido el espacio laboral, debe promover e implicarse en la prevención de los consumos el tratamiento de las adicciones.

¿Qué consecuencias tienen las adicciones en el ámbito del trabajo?

Los problemas derivados del consumo de sustancias adictivas generan, en el ámbito laboral, desajustes que afectan negativamente al clima de trabajo de la empresa, a la salud de las personas y a los objetivos de la organización. Algunas de las consecuencias más visibles del problema, son el alargamiento del período de baja por enfermedad y la frustración de la trayectoria profesional.
La confirmada asociación entre consumo y siniestralidad (OIT), justifica una intervención profesional en materia preventiva que minimice los riesgos laborales por accidentalidad.
Las intervenciones deben enmarcarse en el concepto de “empresas generadoras de salud”, y en la responsabilidad que éstas tienen en la Prevención de Riesgos Laborales, contemplando lo saludable no solo como ausencia de enfermedad, sino como calidad de vida, íntimamente ligada con la salud de las personas, que comprende tanto los aspectos físicos como psicológicos de las personas.

Asociación Proyecto Hombre - Usa La Cabeza - 02

Flickr. Team Mendeley

Entorno sano. Empresa Saludable. La mejora de la salud es un objetivo

La ausencia de consumo de sustancias adictivas en el ámbito laboral, favorece un clima saludable físico, mental, ambiental y relacional entre las personas, con bajo nivel de conflictividad y favorecedor de comportamientos no dependientes.
Conseguir entornos saludables es actualmente, además de una gestión responsable de la salud como valor esencial, un objetivo estratégico de sostenibilidad, en aquellas empresas que consideran a las personas que la integran, sus mejores y mayores aliados y consecuentemente, lo más importante.

Asesoramiento, estrategias y soluciones humanizadas

La reducción del consumo de sustancias adictivas en el trabajo y sus consecuencias, no se consigue mediante la aplicación de normas disciplinarias, sino a través de la prevención y en su caso el tratamiento, teniendo siempre como referencia única y final a la persona.

Proyecto Hombre, a través de su personal técnico en prevención, asesora a las partes sociales implicadas, para la búsqueda conjunta y en equipo de soluciones válidas, duraderas y satisfactorias para todas las partes.

La gestión de los problemas derivados de las situaciones de consumo, requiere de acciones de sensibilización para entenderlos, formación para actuar y medios adecuados para resolverlos.

Planes de prevención, resultados positivos

El diseño e implantación de un Plan de Prevención en drogodependencias en las empresas, que mediatizan las actitudes y el comportamiento de las personas en el ámbito laboral, es la vía de actuación razonable.
Su elaboración se realiza con las aportaciones y el compromiso de las partes sociales implicadas, aplicando soluciones que no estigmatizan a las personas y por el contrario, generan cauces creativos para el diseño de buenas prácticas.

Las empresas ya conocen los resultados favorables que se obtienen de la inversión realizada en prevención.

Reducción del absentismo, prevención y tratamiento

La prevención mejora la actitud social y laboral hacia el problema del consumo y hacia las personas afectadas, porque aporta respuestas responsables a los desafíos que se plantean.
La reducción del absentismo, la aceleración de los procesos de recuperación de la salud y la difusión de normas de actuación ante situaciones de conflicto o de riesgo, incluida en su caso la derivación a tratamiento, son objetivos deseables en cuya consecución todos debemos implicarnos.

Asociación Proyecto Hombre - Usa La Cabeza - 03

Proyecto Hombre, experiencia en prevención y tratamiento de las adicciones

En Proyecto Hombre contamos con una experiencia de más de 26 años en el tratamiento y rehabilitación de drogodependencias.

El contacto con las familias y la constante evolución social, nos motivó, en el año 2000 a comenzar a trabajar en el ámbito de la prevención, con programas de carácter escolar y familiar.

A lo largo de estos años, hemos adquirido experiencia contrastada en prevención, desarrollando el método de trabajo, las técnicas y los programas, que permiten informar y formar a las personas para evaluar las situaciones de riesgo y proponer las medidas adecuadas para su abordaje.

Los programas de atención ambulatoria de Proyecto Hombre, que permiten compatibilizar tratamiento y actividad laboral, se pusieron en marcha, en buena medida, a petición de las personas que acudían a los Centros Proyecto Hombre a solicitar tratamiento y deseaban mantener su trabajo. El número de personas en tratamiento, que atendemos y que mantienen su actividad laboral, se ha incrementado paulatinamente. Este hecho nos ha permitido analizar y dimensionar la existencia de adicciones en el ámbito laboral, y nos ha motivado a plantear la presente propuesta de trabajo en este campo.

Proyecto Hombre ofrece planes de prevención ad hoc en el ámbito laboral

Nuestra propuesta de trabajo en el ámbito laboral, va dirigida a la información y la formación como primer elemento de sensibilización y, posteriormente, a la elaboración de Planes de Prevención de los consumos de alcohol y otras drogas en empresas, entidades y colectivos que lo demanden.

El desarrollo de los Planes de Prevención, adaptados a la realidad de cada organización, permite asesorar y capacitar respecto de la forma y método de actuación ante situaciones en las que el problema de las adicciones requiere ser abordado, identificando las situaciones de riesgo y estableciendo medidas preventivas. Todo ello, dentro del marco del Plan de Prevención de Riesgos Laborales, vigente en cada entidad.

Entendemos que la elaboración e implantación de estos Planes de Prevención en el ámbito laboral, deben diseñarse de forma conjunta y consensuada entre representantes de la empresa y representantes de los trabajadores, coordinados por el personal técnico en prevención de Proyecto Hombre.

Listado de Centros Proyecto Hombre

Solicita más información

Si deseas obtener más información sobre este Programa, por favor, rellena el siguiente formulario de contacto.

Solicita más información

Comparte este contenido en las redes sociales