PROTOCOLOS COVID-19: SEMANA 1 (del 16 al 22 de marzo)

Desde el pasado 13 de marzo, un día antes de la declaración del estado de alarma, en Proyecto Hombre Valladolid nos pusimos en marcha para adoptar medidas para afrontar la crisis de Covid-19: reducción de jornada de trabajo del personal para no compartir turnos, cierre de las instalaciones de cara al público, teletrabajo, prescindir de los voluntarios para asegurar su seguridad, instalación de plataformas de comunicación telemática en todos los dispositivos, medidas de higiene cumpliendo protocolos, etc.

No podemos cerrar nuestras puertas sin más. En muchos casos, somos los pilares temporales de personas que no tienen apoyos familiares, somos la ayuda necesaria para aquellos luchadores que han decidido enfrentarse y vencer a sus miedos. Y si ellos decidieron confiar en nosotros, nosotros no podemos parar. 

A lo largo de la semana 1 (del 16 al 22 de marzo), se han ido implementando protocolos de actuación con nuestros usuarios, que es lo que más nos preocupa en estos momentos. Ha sido una semana de toma de decisiones, de acciones y ajustes. Nuestra principal preocupación ha sido saber el estado de ánimo, apoyos y ámbito en el que se encuentran nuestros usuarios y sus familias. Tenemos que considerar que cada uno tiene un cuadro diferente: tratamos con personas con patología dual, con personas con tendencias violentas, con personas con conflictos familiares severos. Son casuísticas muy diferentes que tratamos de manera personalizada, pero sobre todo humana.

Hemos realizado desde nuestro Centro de Día y Comunidad Terapéutica, 193 atenciones telefónicas o por FaceTime de Whassap. Hemos asegurado que si una persona tenía que acudir 2 veces a nuestro centro, tuviera 2 contactos con su terapeuta mediante la vía que mejor le viniera al usuario. También nos hemos puesto a disposición de aquellos usuarios que tienen más dificultades, graves y urgentes, para darles una atención presencial, tomando todas las medidas de precaución. Lo hemos hecho en un caso esta semana.

En cuanto a la prevención indicada y Proyecto Joven, llamamos a todos nuestros usuarios para cancelar las citas y empezar con la intervención telefónica con las familias. Este cambio ha sido muy bien acogido y se ha conseguido realizar 16 intervenciones. También nos pusimos en contacto con los centros de menores para saber qué criterios instauraban y poder adaptarnos a ellos para seguir con las intervenciones con jóvenes de estos centros. También desde el Centro Aldaba, estamos aprovechando para impulsar el Programa “Novamás”, para juegos de azar, y sacar conclusiones sobre la primera etapa del programa Break4Change del Eirene, financiado por la fundación Iberdorla.

La prevención comunitaria y selectiva tampoco para. Teléfono, Whassap, FaceTime, Skype… cualquier plataforma de comunicación es válida para seguir en contacto con jóvenes, padres o madres de los programas y talleres que veníamos realizando de manera presencial hasta hace una semana. Actualmente atendemos 2 Dédalos en Valladolid y 2 en Medina del Campo (dirigido a familias de niños y adolescentes en situación de riesgo, que tiene por finalidad el ayudar a los padres a afrontar de manera más eficaz algunas de las dificultades que plantea la educación de lo hijos), 2 programas de prevención universal Forum Game en Laguna de Duero y Boecillo (alternativas de ocio inclusivo para jóvenes en situación de riesgo) y el proyecto de intervención social con menores en la Zona de Acción Social Pisuerga – Arturo Eyries. Entre todos ellos se ha hablado con 40 familias y directamente con 21 jóvenes de los programas comunitarios.

Además de la labor de administración y gestión que se realiza, para que todos los programas sigan su curso correctamente, las medidas adoptadas sean las correctas y la entidad siga su curso lo más normalizado posible.

 

Comparte este contenido en las redes sociales

    Autor:Proyecto Hombre Valladolid - Fundación Aldaba

    No hay comentarios todavía.

    Enviar un comentario

    Debes iniciar sesión para enviar comentarios.